Conserve o comparta esta dirección:
http://vetiverlatina.blogspot.com
Bookmark and Share

Nuestras Páginas

Traducir Esta Página

Fundamentos de la Agricultura de Secano en las Siembras de Subsistencia

Este artículo es escrito por John Greenfield - Director, La Red Vetiver Internacional.


Todo aquel que ha tenido un jardín básico sabe que el cultivo de las plantas requiere de humedad en el suelo. Las plantas individuales no pueden captar por cuenta propia suficiente agua de la lluvia o del riego artificial. Esta humedad esencial tiene que ser retenida por el suelo, en donde queda a disposición del sistema de raíces de la planta; salvo que el agua se pierda en el drenaje natural del terreno. Esta es la base de la agricultura "de secano" - método de labor agrícola que no tiene riego, y solo participa del agua de lluvias. Un hecho muy simple, pero que parece ser pasado por alto constantemente, ya que los científicos tratan de desarrollar la "planta perfecta resistente a la sequía". Rara vez se ve mencionado el término "control de la escorrentía" que se menciona en trabajos de investigación sobre la agricultura de secano.

En la India, por ejemplo, vi que el millo germinó al inicio de una temporada de lluvias como resultado de 9 mm de precipitación - y luego no llovió más durante seis semanas. Esas pequeñas plantas se marchitaron y murieron, y los agricultores perdieron sus cultivos. Lo que fue peor, algunos agricultores no sólo perdieron sus siembras, sino que también perdieron la única semilla que tenían. El distrito fue declarado zona de sequía, pero este anuncio no ayudó a los agricultores a resolver su situación.

Afortunadamente para nosotros, la experiencia fue beneficiosa por cuanto ya para entonces habíamos estado captando agricultores en la región, interesándolos en el " Sistema Vetiver"; diciéndoles que las barreras de vetiver tenían la capacidad de frenar la escorrentía, reteniendo el agua, dándole así oportunidad de penetrar en el suelo. Además se filtraba el sedimento y los nutrientes quedaban atrapados, lo que inducía al aumento de los rendimientos. Se trataba pues de convencerlos que el Sistema Vetiver es una tecnología esencial para la conservación de la humedad que, aunque inicialmente requiere mucha mano de obra, no es caro – pero, en cambio, podía ser esencial para su futuro.

Mediante esas inducciones, antes de la ocurrencia del evento arriba indicado, habíamos conseguido que algunos agricultores voluntariamente decidieran probar el sistema vetiver en sus tierras, antes de la ocurrencia del evento arriba narrado; de modo que la misma cantidad de lluvia que afectó a sus vecinos (9 mm) cayó también en sus parcelas, pero, en su caso, las barreras de vetiver conservaron el agua en el suelo. Esto dio a sus plantas la humedad suficiente para soportar las seis semanas sin lluvia. Después de este período seco las precipitaciones fueron las adecuadas y los agricultores con el Sistema Vetiver lograron algunas de las mejores cosechas que hayan tenido.

Todo lo que se requiere para lograr esa barrera esencial de vetiver es el material de siembra de plantas de vetiver (Chrysopogon zizanioides) y las manos del agricultor (como se puede ver en la imagen de un agricultor etíope sembrando una hilera de vetiver). Para aplicar esta tecnología no se requiere de excavadoras, ingeniería, niveles de precisión, personal administrativo, vehículos costosos o infraestructura de apoyo. No hay expertos extranjeros, ni reuniones para planificar diseño de contornos. Sólo, el agricultor con un poco de material de siembra puede lograr un sistema permanente de conservación del suelo y humedad, que lleva a la producción sostenible de cultivos y al aumento de los rendimientos sin perder sus suelos y nutrientes por erosión.

Las barreras de vetiver no tienen que ser plantadas en el contorno y en realidad son más útiles plantadas en la ladera, esto hace que sea más fácil para que el agricultor las siga con su arado. A pesar de su sistema radical masivo (ver foto) las barreras de vetiver no compiten con las plantas de cultivo asociadas. De hecho, pueden mejorar el crecimiento de las plantas cercanas a los setos debido a la humedad adicional, a los nutrientes que son atrapados, y a que la simbiosis con micorriza brinda beneficios que las plantas de cultivo también aprovechan.

El Sistema Vetiver es diferente de los sistemas de conservación de suelos tradicionales, los que en realidad resultan negativos para agricultura de secano, especialmente en los trópicos, por cuanto estos últimos utilizan desviación de la escorrentía de las precipitaciones, construcción de bancos de contorno, y cajas de derivación, etc., y son un error total, para este tipo de agricultura.

Las barreras de vetiver pueden atrapar 300 mm de escurrimiento, y la lluvia se infiltra en la tierra por debajo de la cobertura de los setos inmediatamente. Este es el flujo interno que permite el sistema de conservación del suelo y la humedad.

Las barreras de vetiver, debido a su sistema de raíces masivas, amarran al suelo y lo protegen, mientras que las bermas para conservación de aguas, una vez llenas a rebosar, se rompen fácilmente y cuando esto sucede, pueden causar la formación de cárcavas masivas.

Ni siquiera las mejores plantas tolerantes a la sequía de los cultivos (no hay tal cosa como “resistentes”), con el control de malezas y plagas, y la aplicación de fertilizantes ideales con todos sus costos inherentes, producirán un resultado sostenible de cultivos si el suelo carece de la humedad esencial.

En muchas partes de la India, el único fertilizante que el agricultor de subsistencia tiene, es una composta que hace de estiércol y paja. Con un esfuerzo encomiable este fertilizante es llevado al campo y es aplicado a mano. Desafortunadamente, si las primeras lluvias son relativamente fuertes, el fertilizante es lavado yéndose a través de la red de drenaje natural del terreno. En cambio, cuando se usan las barreras de vetiver, el fertilizante no se pierde por cuanto es retenido por la barrera.

En conclusión, el ingrediente esencial de la agricultura de secano es el control de la escorrentía, y el vetiver cumple esa función.

Descargue una copia de este documento en Fundamentos de la Agricultura de Secano

* Este artículo fue escrito originalmente por John Greenfield - Director, La Red Vetiver Internacional, y traducido al español por Alberto Rodríguez - Agriflora, Puerto Rico y Rafael Luque - Vetiver Antierosión, Venezuela.   John Greenfield introdujo el concepto del Sistema Vetiver a la India en los 1980s. El es el "Padre del Vetiver"y autor del libro llamado "Green Book" - Vetiver Grass-A Hedge Against Erosion. El es director de La Red Vetiver Internacional y reside en Bay of Islands, Nueva Zelanda.

Chile - Estudio de Fitorremediación en Mina Caracoles

Jorge Veloz Millar, Ingeniero en Prevención de Riesgos y Medio Ambiente de la Universidad Tecnológica Metropolitana en Santiago de Chile nos ha compartido los resultados obtenidos de su investigación junto con Daniella Tapia Berardi fundamentada en la problemática ambiental existente en el sector de Mina Caracoles, Rinconada de Los Andes, en la región de Valparaíso, Chile. La zona ha sido expuesta a un alto nivel de contaminación de suelo, a causa de un pasivo ambiental minero perteneciente a la mina de cobre La Paciencia, ubicado a 100 metros de un centro poblado y calificado por el Servicio Nacional de Geología y Minería como una de las 14 faenas mineras abandonadas más peligrosas de Chile.

Los análisis realizados por espectroscopia de absorción atómica detectaron altos contenidos de cobre (Cu) en las muestras extraídas, alcanzando una concentración promedio de 6.919 mg/kg de Cu en la torta de relave, y 1.441 mg/kg de Cu promedio en los suelos contiguos al relave. Se investigó el comportamiento de la especie vegetal Vetiver (Chrysopogon zizanioides), en la técnica de fitorremediación de suelos contaminados por Cu, mediante ensayos a nivel de laboratorio y en condiciones controladas con la incorporación de enmiendas orgánicas.

Los resultados de la concentración de Cu en la especie vegetal, luego de 13 semanas de cultivo (ver foto), fueron consistentes con los de suelo, tanto por su distribución como por su acondicionamiento. Se logró acumular en la biomasa foliar y el sistema radicular, de las especies cultivadas en relave, una cantidad promedio de 326 mg/kg de Cu, mientras que los cultivos controlados con enmiendas orgánicas fueron capaces de acumular un promedio de 543 mg/kg de Cu. Se concluyó que la especie vegetal es una alternativa viable para procesos de fitorremediación en suelos contaminados con cobre, considerando zonas de similares características a las estudiadas.

El Resumen Ejecutivo responde a la recapitulación de una investigación de carácter académico, como  Proyecto de Título de estos estudiantes para obtener el grado de Ingeniero en Prevención de Riesgos y Medio Ambiente,  alcanzando calificación máxima en diciembre de 2012 y adquiriendo una importante valoración por la contribución al desarrollo sostenible en Chile, país minero con un alto grado de contaminación de suelos.

[El Resumen Ejecutivo con mas detalles sobre este proyecto puede descargarse aquí]

Chile - Premio a Microempresario del Vetiver

En octubre del 2010, Chile fue sede de la Primera Conferencia Latinoamericana del Vetiver.  Sin lugar a dudas este evento marca el comienzo de un auge en la aplicación de esta planta en muchos proyectos de bioingeniería de gran valor ecológico.  Entre los muchos excelentes trabajos realizados por miembros de la Red Vetiver Latina en Chile, vale destacar el reconocimiento recibido por el Ing. Agrónomo Pablo Molina Bahamondes.  En diciembre del 2012, este joven de 24 años, directivo de la empresa Vetiver Chile, recibió un premio otorgado a microempresarios cuyos proyectos se destacaron por la innovación, manufactura, y desarrollo biotécnico.  La Caja de Compensación Los Andes le adjudicó a Pablo el segundo premio por el uso de la planta Vetiver en la descontaminación de suelos y aguas.

Los detalles de todos los premios otorgados a estos emprendedores empresarios se pueden ver en esta página sobre el Premio Emprende.


La Siembra: Intervalo Vertical vs. Tramo Superficial

Cuando intentamos explicar al público las reglas básicas de siembra usando el Sistema Vetiver (SV), a veces se nos dificulta verbalizar los razonamientos que determinan la separación entre hileras.  El texto a continuación y la foto adjunta están basados en las sabias recomendaciones de Rafael Luque, presidente  de Vetiver Antierosión C.A. en Venezuela.

Llamamos “Intervalo Vertical” (IV) a la separación entre hileras en términos de la diferencia en elevación entre ellas.  El “Tramo Superficial” (TS) es la distancia resultante entre hileras si la medimos sobre la superficie del terreno.  En términos generales, para una separación entre hileras con IV constante, el TS será mayor en pendientes menos inclinadas (ver foto).

Nos dice Rafael Luque:

La decisión sobre qué valor de Intervalo Vertical (IV) aplicar está relacionado con el uso que vayan a tener las barreras.  Me explico: si el fin de las mismas es asociarla a cultivos, ese valor puede ser alto (2 metros ó más).  La razón es muy simple.  Por una parte el cultivo genera una cobertura con su follaje que va a controlar  la erosión laminar.  Por la otra, si se establece un IV menor de 2 metros se estaría disminuyendo el área de cultivo en perjuicio del agricultor.

En cambio, cuando se trata de protección de infraestructuras, o estabilización de taludes desnudos, los factores a considerar son otros, tales como: tipo de suelo, erodabilidad del terreno, compactación del talud, régimen pluviométrico, etc.  En tal caso los valores que aplicamos van desde IV=1 metro para los estables, hasta IV=0,5 metro para los más inestables.

Cuando se trata de proteger taludes con presencia de planos (círculos) de falla, entonces hay que dejar de lado el IV y aplicar el concepto densidad de siembra para aprovechar la capacidad del Vetiver de abatir los excesos de agua mediante la evapotranspiración (179.000 litros/ha/día)

En cuanto a la pendiente del talud les comento lo siguiente: el Tramo Superficial (TS) queda definido por el ángulo del talud según el IV que se aplique, por ello el factor a considerar para la correcta aplicación de la técnica es el IV y no el TS.  De hecho, cuando sembramos en taludes naturales, nos encontramos en él con varias pendientes de pequeña escala que las notamos al trazar las curvas de nivel.  Creo que si trabajáramos con el TS se nos enredarían las labores por el exceso de mediciones que tendríamos que realizar.

El Sistema Vetiver en America Latina

Este escrito publicado por Joaquín Böhnert, Miembro de la Red Mundial de Vetiver y Director Asociado de la Red Latinoamericana del Vetiver, nos da un excelente resumen de los beneficios del Vetiver cuando es usado en aplicaciones de bioingeniería.  Para mayor información pueden visitar sus páginas siguiendo los enlaces en el calce.

El Sistema Vetiver para apoyar la conservación del suelo y mitigar los impactos del cambio climático

En Bolivia y América Latina los procesos de degradación de suelos a partir de fenómenos erosivos se han venido incrementando +de manera acelerada por múltiples causas, algunas de ellas de tipo físico químico del suelo y otras generadas por consecuencias del cambio climático. Razón por la cual se ha venido trabajando con alternativas en la conservación de suelo y para manejo y control de procesos erosivos en varios países latinoamericanos. Entre ellos es el Sistema Vetiver.

Vetiver (Chrysopogon zizanioides) es una hierba erecta, del tipo C4 y por tanto, se desarrolla mejor a plena exposición solar, alcanza una altura entre 1,50 y 2 m, con hojas de unos 2 cm de ancho en la base, terminando en una punta aguda. Las raíces forman una densa red, que normalmente alcanza hasta tres metros de profundidad y en algunos casos, se han conseguido raíces de hasta cinco metros de longitud.

Mediante pruebas de ADN se ha comprobado que la mayoría de los cultivos de C. zizanioides distribuidos en más de120 países tropicales y subtropicales son estériles, pese a que presentan una espiga o inflorescencia de un atractivo color rojizo. Esta esterilidad favorece su uso como barrera viva no invasora, ya que se reproduce por hijos que van engrosando la planta, formándose una fuerte macolla que puede sobrepasar los 100 hijos al cabo de un año.

Vetiver tiene múltiples aplicaciones a favor del ambiente: controla la erosión, es un filtro biológico, recarga acuíferos, permite recuperar zonas marginales o degradadas, etc. Además, tiene un impacto social positivo al constituir materia prima para artesanías y construcciones. Por estos valores, el Sistema Vetiver tiene un potencial para mitigar los impactos del cambio climático, como por ejemplo:

  • El Vetiver puede sobrevivir en los dos extremos de los gradientes de temperatura y precipitación. 
  • El Sistema Vetiver es una solución de bajo costo al reducir el daño potencial de desastres y eventos extremos - prevención de deslaves, estabilización de tierras y control de erosión e inundaciones.
  • El Sistemas Vetiver reduce la intensidad de las inundaciones al disminuir el  flujo del agua de lluvia en las pendientes y mejorar la recarga del agua en el sub-suelo.
  • El Sistemas Vetiver mejora la calidad del agua al evitar el flujo de sedimentos y contaminantes hacia los ríos.  
  • El Sistemas Vetiver protege y reduce los costos de mantenimiento de estructuras como represas, canales, carretas, etc. – todos vulnerables al cambio climático.
  • El Sistemas Vetiver reduce la erosión y a conserva la humedad del suelo, lo que resulta en cosechas mejoradas.
  • El Vetiver capta grandes volúmenes del carbono atmosférico.

Desde hace aproximadamente 15 años el Sistema Vetiver esta usado en programas de conservación de suelo, protección  de infraestructuras rurales, como carreteras, etc. en América Latina con el apoyo de programas del Banco Mundial, y otras agencias. En Bolivia, este Sistema aun está en una fase inicial!

Joaquín Böhnert-Sapecho – Alto Beni – Bolivia
Corporación Alemana al Desarrollo – GIZ / Inter-Institucional de Alto Beni - IIAB
Red Vetiver Nacional de Bolivia – www.vetiverbolivia.org 
Red Vetiver Nacional de Perú – www.vetiverperu.org